camisetas de futbol ks7


Otra labor necesaria para un volante central es tener la capacidad para manejar el tempo en el juego de su equipo, lo que es una responsabilidad muy importante para lograr el manejo de los partidos con inteligencia. En 1931 y después de un partido de baloncesto en Barranquilla, presenciado por el secretario de la delegación, Hernando Lenis, entre Unión de Colombia y los Diablos Rojos (uniformados de ese color), el América adoptó el nuevo tono que coincidía con el apelativo que se les había otorgado en Bogotá; existen varias versiones acerca del uso de este uniforme se afirma que fue primero en Medellín o que se compraron y se estrenaron en Cali.